Terapia Vidas Pasadas Madrid

  • ¿Cómo funciona la Terapia de Vidas Pasadas?

Estás en > > ¿Cómo funciona la Terapia de Vidas Pasadas?

¿Cómo funciona la Terapia de Vidas Pasadas?

¿Cómo funciona la regresiva de Terapia de Vidas Pasadas? ¿Es necesaria la hipnosis?

Vídeo: Fragmento Taller vivencial de Leopoldo Ceballos en Madrid: ¿Qué es y cómo funciona la terapia regresiva? Trabajar y sanar ansiedad, miedos, emociones y síntomas físicos como tensiones o dolores a través de la terapia regresiva.


La terapia de vidas pasadas se basa en el principio de atemporalidad del alma. Para nuestra alma el tiempo no existe y es un concepto ligado a la existencia física y terrenal. Lo que a nuestros ojos físicos y experiencia corporal supone 10, 100, 200 o 1000 años para nuestra alma ocurre en el mismo momento. Una experiencia traumática en la que nuestra alma experimenta un gran sufrimiento puede tener ecos en otras situaciones similares durante nuestra vida. Por ejemplo si me he quedado encerrado  en un armario cuando era niño, es normal que tengan miedo a los espacios cerrados cuando sea mayor; si además esa situación recupera un recuerdo de otra vida en la que fui enterrado vivo, el trauma y el miedo serán aún mayores.

En esos momentos el pánico de ambas experiencias desatan en nuestro presente una reacción desproporcionada al cerrarse una puerta y/o sentirnos encerrados.

La terapia de vidas pasadas permite hacer consciente esa realidad de otras experiencias, liberando así la energía atrapada en ellas y recuperando el control en circunstancias similares.

Muchos de los problemas tienen una base en los mandatos que instauramos en nuestra mente durante las experiencias traumáticas. Por ejemplo si me ha traicionado un amigo muy querido es normal que programe un mandato en mi mente que diga “no volveré a confiar en nadie”. Ese mandato afecta a nuestra vida, nuestras relaciones, nuestra capacidad de amar, etc. Liberando la energía en la situación original se liberan también las órdenes y mandatos que programamos en ese momento.

Existen multitud de mandatos, por poner algunos ejemplos:

  • No vea confiar en nadie
  • Es mejor no amar y así no sufrir.
  • Nunca me van a querer.
  • No volveré a enamorarme.
  • Merezco ser castigado.
  • No merezco ser feliz.
  • Soy culpable
  • Tengo miedo de que pase algo.
  • Tengo que tener todo bajo control.
  • Me voy a vengar
  • Me quiero morir ya
  • Quiero dejar de sufrir
  • No quiere vivir así
  • Mi vida tiene sentido
  • No podré soportarlo
  • Nadie me quiere
  • Nadie me puede ayudar
  • No me puedo defender, no se puede hacer nada
  • No volveré a ayudar a nadie.
  • Quisiera no haber nacido
  • Soy una carga
  • Si obedezco todo saldrá bien
  • No quiero separarme de mi mamá

Imagine lo que estos mandatos pueden hacer al iniciar un nuevo proyecto, una nueva relación, una familia, etc. Ahora reflexione y descubra sus propios mandatos. Aquellas frases que resuenan en su cabeza como mantras cuando se enfrenta a un reto o cuando las cosas no salen como usted desea.

En resumen, la terapia regresiva permite acceder a ciertos recuerdos almacenados en el subconsciente haciéndolos conscientes, y de esta forma, alcanzando un nivel mayor de consciencia, podemos coger las riendas de esas sensaciones para que no vuelvan a afectar a nuestra vida y nuestra conducta.

¿Cómo se realiza?

Se realiza tumbado en una superficie cómoda, con el terapeuta a un lado guiando la regresión. Suele durar aproximadamente una hora y media o dos horas. No se requiere hipnosis y en todo momento se mantiene la consciencia plena, tanto es así que se puede coger el teléfono, ir al baño, etc. Aunque es preferible un entorno silencioso para aumentar la concentración y mejorar los resultados.

Vidas pasadas

La regresión a vidas pasadas surge a través de los síntomas físicos y emocionales que se sufren durante una experiencia intensa o traumática. Tras indicar el motivo de consulta, el terapeuta comenzará a guiar la regresión en base a los síntomas físicos y emocionales que causan el malestar o el problema. Comienza así un estado alterado de conciencia (la regresión) en el que se pueden vivenciar en paralelo el suceso que originó el motivo de consulta y el tiempo presente que se vive durante la sesión.

Durante la regresión se pueden reexperimentar episodios de la infancia, la vida adulta, la vida fetal, el espacio entre vidas, una vida pasada o de una realidad alternativa. Ni la persona que entra en regresión ni el terapeuta pueden orientar la dirección que tomará la experiencia, es decir, el proceso consiste en sanar el motivo de consulta y esto puede o no llevar a un experiencia de vida pasada.

Generalmente los conflictos que provienen de vidas pasadas se originan en eventos traumáticos ocurridos en esas experiencias. Suelen ser momentos difíciles cargados de gran emotividad, al igual que los conflictos originados en la vida presente. 

Pero ¿qué pasa si yo no creo en las vidas pasadas?

La creencia en vidas pasadas o reencarnación no es necesaria para que la técnica de Terapia de Vidas Pasadas funcione. Algo ocurrió que motiva la emoción, el dolor o el sentimiento que provocan motivo de consulta. En ese momento el subconsciente lo grabó de cierta forma y la terapia permite hacer consciente esa información. En ocasiones la vida pasada se experimenta a través de una imagen de nuestra infancia; por ejemplo hay regresiones que se experimentan en forma de dibujo animado, otras simplemente con luces y energías, otras con figuras geométricas, etc. Hay personas que vivencian una experiencia en la que fueron un árbol o una roca.

Entonces ¿es real o es una invención?

Ciertamente no importa lo que veamos o sintamos mientras que conduzca a la sanación del motivo de consulta. La terapia de vidas pasadas permite al subconsciente hablar sin restricciones y este lo hace mediante imágenes y sensaciones muy precisas. El subconciente también habla en nuestros sueños, en los que a veces viajamos en una nave espacial o luchamos en la batalla. No importa lo que nos muestre o como lo haga, lo importante es lo que aprendemos de ello.

Explicación detallada de la técnica y el procedimiento

La terapia regresiva tiene una orientación constructivista, en la cual se trabajan todos los elementos que afectan a la vida: pensamientos, emociones, comportamientos, imágenes, sueños, percepciones, etc. 

Todos forman parte de nuestra vida y, por tanto, forman parte del proceso de dar significado a la experiencia que vivimos. Se han de trabajar de una forma global y holística para poder dar significado a la experiencia. 

Es por ello que en la terapia regresiva se hace especial hincapié en los síntomas: conductas, emociones intensas o dolores físicos que, vistos desde un enfoque global, forman parte de la experiencia y se han de trabajar conjuntamente para sanar el problema.

Vivir o reexperimentar los síntomas mediante la regresión es una forma de dar significado a la experiencia y, por tanto, de hacerla consciente. El resultado se obtiene al ligar la relación entre todos los elementos de la experiencia, reacciones físicas, emocionales y mentales y del significado consciente que se ha construido mediante estos. Este significado es el conocimiento consciente de la experiencia, y permite la sanación.

Las emociones, los pensamientos y las reacciones físicas son los que dan significado la experiencia.

Cada uno construye una parte de la realidad de la persona. Cuando estos elementos no se perciben completamente, la realidad construida a partir de estos tiene un error en sus cimientos que, a la larga, generan un problema emocional o conductual. El sentido propio de la identidad y del “YO” se basa en estas experiencias. Además, esta interpretación de la realidad es la que define nuestro patrón de supervivencia y respuesta ante los estímulos. Una interpretación errónea de esta realidad es la causante de procesos de fobia, ansiedad, sentirse atascado, conductas agresivas, aislamiento, etc.

Los síntomas como emociones intensas, alteraciones conductuales o dolores físicos, tienen que ver con un significado que normalmente se halla en el inconsciente de la persona y no se sabe expresar, pero no por eso dejan de tener sentido o ser real para la persona. Surgen además sin una razón aparente, perturbando así a la persona que lo sufre. Las terapias cognitivas tratan de demostrar que estos síntomas son fruto de un sesgo cognitivo, distorsión o creencia irracional, que hay que identificar y cambiar por otra construcción más lógica o racional. Desde la perspectiva constructivista se entiende que las construcciones son lógicas y reales para la persona, aunque puedan parecer inadecuadas desde el punto de vista del terapeuta e incluso de la propia persona. Es importante, por lo tanto, no juzgar en absoluto las creencias y las construcciones que surgen durante la terapia regresiva. Ya sean elementos lógicos o ilógicos, tabús, desagradables, grotescos, espirituales, paranormales o de ciencia-ficción. Desde esta perspectiva, el terapeuta no es más que un guía, acompañante o facilitador para el desarrollo del sistema cognitivo de la persona.

El objetivo es eliminar el síntoma, o que este deje de afectar la vida y la conducta de la persona.

Pero eso tiene que hacerlo la propia persona desde la reinterpretación consciente de su realidad. Esto se consigue al reconocer los significados personales implicados en los síntomas, en lugar de intentar controlarlos como en otras estrategias o enfoques cognitivos.                

“se observa que en el momento que el paciente se da cuenta de esto tiene una activación emocional intensa y de golpe se recompone, y todo esto que le parecía caótico adquiere a sus ojos una coherencia en el presente y empieza a explicarse experiencias que recurrieron en su pasado” (Guidano y Quiñones, 2001, p. 115)

A partir de esta resolución se pueden trabajar las conductas, emociones y relaciones afectivas de la persona tras el suceso traumático, sanando así cada una de ellas. En muchas ocasiones la mera resolución del trauma inicial puede no requerir sesiones posteriores.

La terapia regresiva comienza con un síntoma, ya sea una conducta, una emoción intensa o un síntoma físico como dolores, molestias en el estómago,  malestar, etc. A partir de ahí se realiza una flecha descendente, pasando por las situaciones recientes en las que se ha sentido el síntoma, y retrocediendo así hasta la primera infancia, el vientre materno o experiencias extrañas o ajenas a la realidad de la persona. En todo momento la persona que realiza la regresión permanece consciente y se le propone imaginar o recordar lo que pasó, permitiéndole revivir la experiencia paso a paso y con mayor intensidad. Llegado al momento  del trauma se le invita a expandir el relato para aumentar su complejidad. En este se han de incluir experiencias físicas, emocionales, y reacciones mentales así como tomar consciencia de cómo afectan estas a su vida. En el relato se han de tener en cuenta el contexto, la secuencia de sucesos, la evaluación de estos y el resultado de la narración. Se ha de hablar con los afectados o terceras personas que participaron en la experiencia para resolver los conflictos y, finalmente, tomar consciencia de la resolución o moraleja del relato.

En ocasiones surgen versiones diferentes de la consciencia que se han de unificar para aumentar la coherencia del yo consciente.

INFORMACIÓN

¿Cómo nos pueden contactar? Pueden contactarnos por teléfono, llamando al 610 53 08 08 o por escrito a info@terapiavidaspasadasmadrid.es

Nuestros clientes opinan

  • Motivo de Consulta: Fobias

    Nunca había trabajado con este tipo de terapia y el resultado es muy rápido. Yo no podía cocinar porque me daba miedo la cocina y en pocas sesiones lo he vuelto a hacer. me encuentro muy calmada y sin temblores
  • Motivo de Consulta: terapia regresiva

    muy eficaces y positivas. van al punto y es lo mejor.
  • Motivo de Consulta: Comunicación con mi hijo adolescente

    Da gusto encontrar a gente que disfruta de su trabajo, se vuelca y participa de los resultados. Habíamos ido a conciliación familiar y a otro psicólogo pero ni comparación con Leo. Entiende, escucha, motiva... nos hemos sentido muy cómodos y bien guiados.
  • Motivo de Consulta: Pérdida ser querido

    Hace varios años que falleció mi marido y no había levantado cabeza, la pérdida afectó mucho a la familia. He de decir que contacté con Leopoldo por otro tema que yo pensé que no estaba relacionado, pero la sesión se centró en esto. No puedo agradecer con palabras el resultado, me siento de nuevo ilusionada y completa, mi corazón se ha llenado de nuevo, no puedo explicarlo de otra manera. Muchísimas gracias de alma y de corazón.
  • Motivo de Consulta: Desarrollo personal. Terapia Regresiva

    Siempre fui reticente a este tipo de cosas pero confiando en Leo me decidí a probar y fue toda una experiencia. Llevo varias sesiones y estoy muy contenta; para mi supone una terapia psicológica innovadora que me ha ayudado a liberarme de historias del pasado y a reencontrarme conmigo misma. Soy feliz y he reorientado mi vida. Gracias Leo por tu guía, eres un profesional fantástico en el que puedo confiar y con el que puedo sentirme segura. Muy recomendable, serio y con resultados desde la primera sesión. De nuevo, gracias.
  • Motivo de Consulta: Terapia regresiva

    El trabajo con Leopoldo es muy intenso pero da unos resultados estupendos. En muy poco tiempo he dado un giro a mi vida e incluso se me han quitado algunos dolores. Muchas Gracias!!!!
  • Motivo de Consulta: Terapia regresiva

    Les estoy muy agradecida por lo bien que me siento tras una terapia de regresión, salí con la sensación de haberme quitado un gran peso y mucho mucho más contenta. Me ha ayudado mucho.
  • Motivo de Consulta: Terapia Regresiva

    Me sentí muy bien acompañada durante la terapia. Es un profesional que puso a mi disposición las herramientas terapéuticas con las que cuenta. Sentí que como profesional está en una búsqueda continua de mejora. Mil Gracias
  • Motivo de Consulta: Terapia Regresiva

    Excelente profesional, aporta técnicas y herramientas terapéuticas que facilitan y ayudan a que el proceso sea fructífero y con buen resultado. Me sentí muy bien acompañada y cómoda en la terapia, dándome confianza como profesional y persona. Muchas gracias por todo.
  • Motivo de Consulta: Problema con madre

    Desde que recuerdo he tenido un conflicto con mi madre, una especie de tensión entre el amor y el odio. Gracias a las regresiones en las que vuelto a la infancia y al vientre materno, he descubierto el origen de los conflictos. Esto me ha quitado una carga tremenda y senado la relación que tengo con mi madre. Gracias.
  • Motivo de Consulta: Terapia regresiva

    Un excelente profesional, en todo momento me sentí muy cómoda en la sesión de regresión que hice, y luego la sensación de haberme quitado un peso enorme de mi espalda, gracias Leopoldo, super recomiendo su trabajo!
  • Motivo de Consulta: Pérdida hijo

    Desde que murió mi hijo no he levantado cabeza. Estaba en la flor de la vida y nos afectó muchísimo, dejó también a su mujer y a su hijo de tan sólo cinco años. Gracias a una amiga contacte con Leopoldo y me hizo una regresión con mucho dolor a los instantes tras enterarme de la muerte de mi hijo. Parece que lloré en hora y media toda la pena y volvió a salir el amor. ¡La pena no dejaba que recordase el amor! Yo pensaba que sentía pena porque sentía amor y le echaba de menos. Terminó la sesión y me abrace a Leopoldo como si fuera una chiquilla que ha encontrado su papá. Fue un momento muy emotivo. Muchas gracias por tu tiempo, por tu pasión y tu comprensión.
  • Motivo de Consulta: Muertos

    Siempre he visto cosas, y siempre he huido de ellas. Me acosaban en sueños y en momentos de paz en mi casa, en hoteles, etc. Estaba triste y agotado de luchar contra esto. Leo me ha enseñado a trabajar y aceptar este don que tengo. Muchas gracias
  • Motivo de Consulta: Celos

    Nunca he conseguido mantener una pareja, siempre surgían celos, celos y más celos que lo echaban todo perder. Yo acudí a Leopoldo para que me ayudase con un tema de desarrollo personal y en medio minuto acabe hablando de esto. ¡cómo sabe meter el dedo en la llaga! La sesión fue reveladora y lo agradezco de corazón.
  • Motivo de Consulta: Terapia Regresiva

    Cómo terapeuta me sentí muy confiada y segura del manejo de las herramientas que ofrece Leopoldo , de ir al origen de una situación no resuelta por mi. Gracias, con tu calma y buena dirección y desarrollo de la terapia lograste dar con la información guardada en mi inconsciente.Recomiendo la buena aplicación de tu terapia.
  • Motivo de Consulta: Tristeza

    Siempre he sentido que me faltaba algo, rota y vacía, con una tristeza profunda que me ha acompañado desde que era pequeñita. Cuál fue mi sorpresa al descubrir en una regresión al vientre que tenía una hermana gemela que no llegó a nacer. Mis Padres lo confirmaron tras la sesión. No tengo palabras. Esto es impactante y tremendo. Ahora tengo por primera vez en mi vida ilusión y alegría y la relación con mis Padres ha cambiado mucho. Lo dicho sin palabras pero con el pecho lleno de felicidad
  • Motivo de Consulta: Terapia Regresiva

    Una experiencia impresionante, muy profunda, intensa y con gran dolor espiritual, pero a la vez aleccionadora y esclarecedora. Eleva tu consciencia a un punto de vista totalmente diferente, apartado del mundanal ruido y permitiéndote ver y sentir con claridad por primera vez en muchos años. Aprendes a perdonar de corazón, aceptar y sonreír. Tu alma se reconforta con la experiencia y jamás vuelves a ser el mismo. Muchas gracias de espíritu, de consciencia y de corazón.

VALORAR EL SERVICIO

estrellas

Palabras Clave:

concentración, traumáticas, traumática, regresión, situación, desproporcionada, relación, reacción, mandatos, alma, miedo, vida, experiencias, terapiavidaspasadas, terapiaregresiva,